miércoles, 21 de octubre de 2009

Puxeu insta a "liberar la presión" del acuífero de Las Tablas de Daimiel

Puxeu insta a "liberar la presión" del acuífero de Las Tablas de Daimiel porque están "a punto" de perderse
Pone como ejemplo la compra de fincas realizada en Doñana en los años 50 como una de las medidas para salvar el Parque Nacional manchego
MADRID, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado de Medio Rural y Agua, Josep Puxeu, aseguró hoy que es un deber "liberar la presión" sobre el ecosistema del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel, en Castilla-La Mancha "por la razón, por la legalidad o por la vía de la compra o de la legislación". "Las Tablas de Daimiel son Reserva de la Biosfera y estamos a punto de perderlas", advirtió.

Durante la entrega de la Encomienda de Número de la Orden de Isabel La Católica al científico suizo Luc Hoffmann, Puxeu urgió hoy a las autoridades competentes de la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha a que, junto con el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, "endurezcan los usos" de la zona del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel para "preservar" el acuífero, "fundamental" para que las aves migratorias utilicen España como plataforma.

En ese sentido, subrayó que por medio de compra de fincas, el MARM ha adquirido ya 1.400 hectáreas de terrenos en la zona de Daimiel y que la próxima semana se acometerá la compra de otras 150 hectáreas más.

TRASVASE NO ORTODOXO PERO NECESARIO

Asimismo, insistió que también "radical deberá ser" la aportación externa de agua para humedecer la zona, cuya tundra que habita debajo de los humedales ha entrado en un proceso de incineración natural debido a la escasez de agua. "Aunque no es una medida ortodoxa vamos a llevarla a cabo de forma inmediata", anunció, ya que a su juicio, no se pueden perder espacios que "nunca" se podrían recuperar.

Además, el secretario de Estado impuso en nombre del Rey Juan Carlos la Encomienda de Número de la Orden de Isabel la Católica a Hoffman, del que elogió su trabajo por la conservación de la naturaleza y, en especial, por los humedales de España desde la década de los años 50 cuando llegó al Coto de Doñana de la mano del padre de su fundador, el investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas José Antonio Valverde, luchando contra las presiones que entonces amenazaban este entorno, principalmente los intereses económicos y la agricultura.

"El trabajo que usted y sus amigos han llevado a cabo por la conservación de los humedales y muy especialmente la preservación del patrimonio natural de nuestro país merecen todos nuestros reconocimientos", agradeció Puxeu, al tiempo que elogió al naturalista suizo y a sus compañeros, a los que calificó de ser, en los primeros años 50, "unos radicales" que se acercaron a Doñana y tomaron "decisiones".

COMPRA DE FINCAS PARA SALVAR DAIMIEL

"En un momento donde las decisiones se toman poco y mal y de forma tardía, el reconocimiento a quien por la vía de la compra en un momento determinado supieron enfrentarse a un régimen no democrático en nuestro país para preservar el mejor humedal de Europa, merecen todos nuestros reconocimientos", añadió.

A ese respecto, indicó que a su juicio los que deben y pueden "aprender" de estos pioneros deben "mantener esa radicalidad" y explicó que por ese motivo Organismo Autónomo de Parques Nacionales y la Fundación Biodiversidad está siguiendo los "pasos" qué ellos dieron en Doñana y comprando fincas cercanas a Las Tablas de Daimiel, "uno de los espacios emblemáticos" que en estos momentos "está en peligro".

En los años 50, Hoffman inició la compra de terrenos para proteger las marismas de Doñana que después donó al CSIC y, junto con Valverde, logró abrir una cuestación internacional para comprar la actual reserva de la Estación Biológica de Doñana, algo que consiguieron en 1961. Igualmente, dirigió el proyecto MAR que en los años 60 posibilitó la coordinación de los censos de aves acuáticas y el inventario de humedales, que culminaron en la firma del convenio Internacional para la Protección de los Humedales (RAMSAR), en 1971.

Hoffman, naturalista y filántropo --heredero de la familia fundadora de los laboratorios La Roche (Roche en la actualidad)-- fue además fundador de World Wildlife Fundation, agradeció la Encomienda otorgada por don Juan Carlos y recordó en declaraciones a periodistas que cuando conoció Doñana estaba "en peligro inminente" por la agricultura, pero ahora, a su juicio, ya no existe ese peligro. "Hasta cierto punto la fauna se ha mantenido, pero la mayoría de las especies sigue ahí, pero aún hay peligros para el lince y el águila imperial ibérica", valoró.

En cuanto a la situación actual de los humedales, opina que "por una parte, ahora se les da más protección que hace 20 o 30 años", pero incidió en que "aún persisten las amenazas" siendo la principal la demanda de agua.

Sobre la coexistencia entre agricultura y conservación, se mostró "optimista" con la idea de que "pueden convivir" y aseguró que además esta cooperación "es fundamental". No obstante, para ello recomendó como necesario realizar una "buena" distribución de tierras. "Daimiel es un ejemplo clarísimo de lo que sucede cuando se toma agua de los pozos de manera ilegal y este es un problema que se da en muchísimos humedales de España, no sólo en ese Parque Nacional", sentenció.