jueves, 18 de septiembre de 2008

Movimiento por Las Tablas y el Guadiana reanuda sus acciones

Izquierda Unida ha sido la última parada en su ronda de contactos con los diferentes partidos políticos con representación en el Ayuntamiento de Daimiel. La intención es conocer de primera mano cuáles son las iniciativas y propuestas que vienen realizando para recuperar Las Tablas de Daimiel y los niveles hídricos del Acuífero 23. El representante de IU Galo Sánchez-Bermejo les manifestó que desde el PSOE se debe hacer autocrítica puesto que ellos "nos han metido en este problema y a ellos les corresponde sacarnos de él tomando medidas eficaces desde los diferentes gobiernos". Sánchez-Bermejo trasladaba a Movimiento por Las Tablas y el Guadiana (MXTG) que la solución pasa por una gestión del agua más eficiente que frene el abuso en su utilización fundamentalmente para riego. Coincide con MXTG en que el asunto de la recuperación de nuestros humedales y acuíferos debe ser prioritario en la agenda política y mostró su predisposición a trabajar día a día en hacer un seguimiento a las diferentes medidas que se tomen en torno a este tema de un modo reivindicativo y, también, propositivo. Según les transmitía IU "en esta línea han ido las diferentes preguntas formuladas en los plenos municipales a propósito de la creación de la comisión que sobre Las Tablas pretendía hacer el grupo socialista y de la que no se ha vuelto a saber nada". MXTG pretende continuar con estos encuentros, esta vez con representantes del Partido Popular.

Moratoria

Por otro lado, el anuncio de la moratoria a la descatalogación de la Mancha Húmeda como Reserva de la Biosfera es para MXTG "la última oportunidad que tenemos", e instan a ponerse a trabajar con urgencia a fin de superar una situación que consideran de "crítica por cuanto está en juego ya no sólo esta figura de protección, sino nuestra propia supervivencia". Según este colectivo ciudadano, "las consecuencias que se derivarían de no recuperar nuestros acuíferos y humedales, supondrían un desastre para una sociedad que depende de sus propios recursos hídricos para poder desarrollarse". En este sentido, confían en remontar esta situación "si se apuesta decididamente por un nuevo modelo socioeconómico basado en el respeto y preservación del medio ambiente y en una concepción de la economía más social". MXTG entiende que aún se está a tiempo, pero, además de las buenas intenciones, son aún más necesarios hechos que vayan en la correcta dirección. Por ello añaden que "ya no puede haber más excusas por parte de la clase política, a todos los niveles. Si en el 2015 la situación de crisis hídrica persiste, habrán fracasado rotundamente en la gestión del agua con las consecuencias negativas que esto supondría. La sociedad, por este motivo, debe estar vigilante". El colectivo pide a las diferentes administraciones que se pongan manos a la obra y que informen a los ciudadanos qué están haciendo para solucionar este problema. Asimismo, como han manifestado en otras ocasiones "son necesarios espacios de encuentro y diálogo donde se pueda llegar a consensos que ayuden a resolver esta crisis. Sin la participación de todos y desde posiciones cerradas no podremos resolver nada". Por último, animan al conjunto de la ciudadanía para que no viva de espaldas a esta situación y se implique activamente en la petición de soluciones efectivas, estables y duraderas.