miércoles, 26 de septiembre de 2007

Movimiento por las Tablas y el Guadiana reflexiona sobre el Plan Especial del Alto Guadiana

Lunes, 24 de Septiembre 2007
www.daimiel.org. –Ante la inminente aprobación y ejecución del Plan Especial Alto Guadiana (PEAG), Movimiento por las Tablas y el Guadiana (MXTG) quiere hacer públicas diversas reflexiones, y lo hace a través de nota de prensa que ha remitido hasta nuestra redacción. Por un lado – dicen- “amentamos la nula atención que se le ha prestado a la ciudadanía en la confección del mismo y que sólo se haya tenido en cuenta a una parte de los sectores económicos afectados a la hora de su redacción. No solamente se ha obviado la opinión de miles de castellanos-manchegos, sino que además vamos conociendo todo lo relacionado con éste plan únicamente a través de los medios de comunicación, lo que consideramos bastante cuestionable y significativo, ya que estamos hablando de la ultima oportunidad para recuperar y garantizar un bien público, como es el agua, en una amplia zona que afecta a 170 localidades y abarca una extensión de 18.900 km2”.

Movimiento por las Tablas y el Guadiana lanza también una llamada de atención ante “la alarmante situación que a día de hoy padecen tanto las Tablas de Daimiel como el Guadiana manchego”. Así – continúan- “después de sucesivos planes y actuaciones realizados en años anteriores y de polémicos trasvases in extremis para esta zona, las hectáreas encharcadas en el Parque Nacional apenas llegan al 10 % del total de su superficie y el río Guadiana sigue seco desde la desaparición de los Ojos del Guadiana. Un nuevo plan y nuevos trasvases se ponen encima de la mesa como solución. Nuestra duda es ¿será esta vez eficaz? Como ciudadanos, reconocen en nota de prensa, exigimos que el dinero de nuestros impuestos –se estima en 5500 millones de euros el coste del PEAG- se gaste de manera razonable y efectiva, favoreciendo que la situación del Parque dependa de sus propios recursos hídricos. Pedimos que se aproveche esta nueva oportunidad para invertir la situación y apostar por una recuperación del cauce y el caudal del Guadiana como única manera de que Las Tablas de Daimiel experimenten alguna mejoría en su continuo mal estado. Asimismo, se ha de implementar un modelo sostenible de explotación y gestión de los recursos, tanto desde el punto de vista ambiental como social”.

Igualmente anuncian que próximamente, MXTG hará público, mediante rueda de prensa, una serie de actividades programadas en torno al PEAG y a la recuperación de los recursos hídricos en la cuenca alta del Guadiana. Esta plataforma ciudadana muestra también su interés por contactar con asociaciones y colectivos con una sensibilidad similar sobre la problemática existente en la gestión del agua tanto en el ámbito de los acuíferos 23 y 24 como a lo largo del cauce del Guadiana

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Las Tablas de Daimiel desde mi punto de vista no serán recuperadas nunca como lo estaban hace 50 años. Hace cincuenta años la vid no se regaba, un simple hecho que yo no entiendo porque es un cultivo de secano y no de regadio y, ya me da igual sean pozos legales o ilegales, o ¿esque por algun casual los pozos legales no gastan agua? Al igual que ya se está empezando a regar el olivo y, se cultivan bastantes hetáreas de maíz y remolacha que no son cultivos apropiados para esta zona sino para zonas de regadio; que casualidad que cuando estos hechos no se hacían el acuifero 23 y Las Tablas de Daimiel si tenían agua y hoy día no. Otro es la gran cantidad de agua que se pierde en los trasvases, cuando se realiza un trasvase a Las Tablas de Daimiel sólo llega la mitad del agua la otra mitad se desperdicia y aun así José Díaz del Campo Villanueva (el alcalde de Daimiel) dice a los daimeleños que se desvive por el parque nacional, pues que se preocupe de que se arreglen las infraestructuras por las que se realizan los travases. No quisiera pasar por alto la cantidad de agua que gasta la población sin necesidad alguna.

el ojo de Benito dijo...

Europa dice una cosa, Castilla - La mancha otra, el Ayuntamiento otra, Greenpeace otra... Pero sabemos la verdad. Vamos a las Tablas y lo sabemos. Y si nos cabreamos? Qué pasaría si empezamos a decir la odiosa frase "ya te lo había dicho" a diestro y siniestro. Al Ayuntamiento, a la Junta, al Ministerio, a todos. Y si, de pronto, empezamos a hacer mucho mucho ruido?

Serviria para que no fuera a mas?